Historia del Vapor Amadeo

amadeoEl Amadeo fue el primer vapor inscripto en la matrícula del puerto chileno de Punta Arenas.
Fue la nave fundadora de la empresa naviera Menéndez Behety, propiedad del pionero asturiano don José Menéndez
Con el Amadeo tuvo comienzo el 18 de septiembre de 1892 la navegación a vapor regular en aguas de la Patagonia austral y Tierra del Fuego.
El Amadeo, de 412 tons. de registro formó parte del casi medio centenar de embarcaciones pertenecientes a don José, quien en recuerdo de su Avila natal y del rey de España, bautizaba sus naves con nombres que empezaran con la letra A (Austral, Alfonso, Antártico, Avilés, Ambassador etc).
Durante décadas navegó por el estrecho de Magallanes, canales de la Patagonia, Tierra del Fuego e islas australes. En su infatigable andar transportó de todo, contribuyendo al progreso regional y marcando un hito en la fundación de la Patagonia. De él se dijo que tenía a los vientos almacenados en sus bodegas.
Además de las labores propias de cabotaje, el Amadeo acudía a los llamados de auxilio de los buques que naufragaban en la zona. Así es como está registrado que acudió al rescate del Duchess of Albany que naufragó el 13 de julio de 1893 cerca de la caleta Policarpo. También auxilió al vapor francés Arctique en las inmediaciones de Cabo Vírgenes.
La gloria de este pequeño vapor no habría sido tal sino fuera por la pericia de sus osados capitanes. Uno de ellos fue don Eladio Fernández Pérez, nacido en Coruxo, Galicia en 1878 y quien protagonizó el más heroico salvataje realizado por esta nave: el 17 de marzo de 1923 acudió al llamado de auxilio de la goleta de acero, de bandera noruega Vigo de 1101 brt. Que navegaba desde Cardiff, Gran Bretaña con una carga completa de carbón hacia el puerto de Antofagasta.
El día 16 de marzo cerca de Policarpo, Tierra del Fuego, encontró mal tiempo y naufragó. El vapor Amadeo atracó a un costado de la embarcación en una maniobra difícil, dado el turbulento mar y procedió al salvamento de toda su tripulación.
El reino de Noruega premió al capitán Eladio Fernández y tripulantes de la pequeña nave salvadora con una copa de plata hermosamente labrada con los motivos del salvataje en reconocimiento al enorme servicio prestado.
La copa de plata dice: FOR BISTAND Y DET BESETNINGEN PA DE DET DEN 17 MARS 1923 FOR LISTE SEILSKIB VIGO AV MANDAL.
En esta época eran habituales los naufragios debido a que los capitanes que se aventuraban por los canales y el estrecho de Magallanes para esquivar el temido Cabo de Hornos, desconocían las corrientes marinas internas y los innumerables escollos aún no demarcados. Entre 1896 y 1921 se registraron 40 accidentes marítimos.
El Amadeo fue encallado en la playa de San Gregorio en 1932 por expreso deseo de su armador Menéndez Behety y fue declarado monumento nacional en 1972, descansa o mejor dicho muere lentamente sacudido por las aguas del estrecho; ya ha perdido su gallarda chimenea y lo acompaña en su final la Barca Ambassador construida en 1869.

Fonte Histarmar - Historia y Arqueologia Marìtima